¡¡¡Qué ricas las croquetas caseras!!! Y éstas de hoy además mucho más ligeras y saludables, pues son totalmente veganas, hasta en el rebozado, al igual que las otras de espinacas que publicamos hace un tiempo. Aunque si no lo decís, nadie se va a enterar, pues son igual de deliciosas o más, que las tradicionales.

Su preparación como veréis es muy sencilla, sin complicaciones ni ingredientes extraños o difíciles de encontrar. Utilizaremos dos tipos de harina, la normal de trigo y otra de garbanzos, leche de soja sin edulcorantes, además de un truqui que las hace mucho más cremosas y poco más que veremos a continuación.

Y sin más preámbulos, vamos con la receta.


Ingredientes para 24 ó 26 croquetas:

  • Una bandeja de 400 gr. de champiñones frescos.
  • Una cebolleta hermosa.
  • Un diente de ajo.
  • Tres cuartos de litro de leche/bebida de soja, no edulcorada.
  • 250 ml. de crema de soja.
  • Aceite de oliva suave.
  • Una cucharada sopera de margarina.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Una pizca de pimienta blanca molida.
  • Tres cucharadas soperas de harina de trigo.
  • Una cucharada sopera de harina de garbanzos, para rebozar.
  • Pan rallado, en mi caso con perejil.
  • Sal.

Opcional: medio vasitoo de vino blanco seco

0 0 Croquetas veganas de champiñones-

Preparación:

Limpiamos los champiñones quitándoles la parte terrosa y el tallo, que reservaremos para cremas,  y los pelamos (aunque esto es opcional, pero quedan más blanquitos). Los cortamos pequeños a nuestro gusto y reservamos.

Pelamos y picamos fino el ajo y la cebolleta, incluida la parte verde. En una sartén o cazuela amplia, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva y la margarina y, cuando tome calor, pochamos la cebolleta y el ajo a fuego medio-bajo.

0 0 Croquetas veganas de champiñones-0.0.0

Cuando la cebolleta esté casi transparente, incorporamos los champiñones y el vino; si queremos prescindir de él, le ponemos la misma cantidad de agua. Tapamos y dejamos pochar a fuego medio, y, una vez estén en su punto, destapamos y dejamos evaporar el líquido. Entonces, sacamos y escurrimos bien sobre un colador, reservando todo el jugo.

Volvemos a poner en la misma sartén el jugo y grasa resultante, subimos el fuego y añadimos la harina de trigo. Removemos bien para que no queden grumos y agregamos la leche y crema de soja. Seguimos removiendo continuamente, sazonamos con la pimienta, la nuez moscada y sal al gusto y seguimos removiendo hasta que espese.

0 0 Croquetas veganas de champiñones1.1.1

En ese momento, incorporamos el sofrito de champiñones, mezclamos bien y vertemos en un táper o fuente plana. Cuando ya no queme, tapamos con papel film y dejamos reposar en el frigorífico unas 12 horas.

Pasado ese tiempo, sacamos y dejamos atemperar a temperatura ambiente, chafando con una cuchara la masa, para trabajarla mejor. Mientras tanto, ponemos medio vasito de agua mineral fría, en un cuenco o plato hondo y mezclamos muy bien con la harina de garbanzos, nos ha de quedar una masa ligerita.

Damos forma a las croquetas con dos cucharas soperas o con las manos bien limpias, aunque, por estética y rapidez, prefiero hacerlo con cucharas. Las vamos pasando por la mezcla de harina de garbanzos y rebozando en pan rallado.

0 0 Croquetas veganas de champiñones-0.1.0.jpg

Una vez las tengamos todas, las vamos friendo por tandas en aceite de oliva virgen, bien caliente. Cuando estén doradas, las vamos sacando a una fuente con papel de cocina y servimos recién hechas.

¡Recomendación! Si hacemos muchas, podemos congelarlas recién rebozadas en pan rallado y después freírlas congeladas, con el aceite no muy caliente para que no queden frías por dentro, ¡y parecerán recién hechas!

 

¡¡¡Espero que os gusten!!!

Bon profit, buen provecho y ¡¡hasta la próxima receta!!

Croquetas de champiñones veganas

Deja un comentario

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: