Ahora, ya comienza a dar gusto amasar y encender el horno, por lo que os traigo esta empanada sencilla y deliciosa, que se prepara y recuerda los sabores de antaño, pero totalmente vegana. Aunque es un poco entretenida por el relleno, como todas las empanadas, pero vale la pena: el resultado es una auténtica gozada, que siempre es un éxito.
Como casi siempre, sólo he utilizado productos de temporada y de cercanía, que siempre son más saludables y económicos que los que vienen de fuera. Las propiedades de las hortalizas usadas ya las hemos hablado con anterioridad, así que vamos con esta sencilla y suculenta empanada.
 
Y vamos con la receta.

 

Ingredientes para 4 ó 6 comensales:

Para la masa:

  • Medio kg de harina de fuerza.
  • 100 ml. del jugo del relleno.
  • 100 ml. de agua tibia.
  • 140 ml. de aceite de oliva virgen extra.
  • 25 gr. de levadura fresca de panadero u 8 gr. de la seca. Yo prefiero la fresca.
  • 6 gr. de sal.
  • Una cucharadita de café de pimentón dulce de la Vera.
  • Margarina vegetal o bien un huevo si somos vegetarianos.
 

Ingredientes para el relleno:

  • Dos calabacines grandecitos.
  • Dos cebollas blancas hermosas.
  • Dos zanahorias hermosas y tiernas.
  • Un pimiento verde mediano, de tipo italiano.
  • Un pimiento morrón pequeño.
  • Dos dientes de ajo.
  • Unas ramitas de perejil.
  • Una cucharadita de postre de orégano.
  • Pimienta molida de molinillo.
  • Una cucharadita de café de pimentón dulce de la Vera.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Tres o seis tomates, según tamaño, maduros y prietos.
  • Unas hojas de hierbabuena o albahaca, al gusto.
  • Sal.
 
 

Preparación

Del relleno: 

En una sartén o cazuela amplia, pondremos un chorro de aceite y pocharemos la cebolla cortada en juliana gruesa. Seguidamente, añadimos los ajos pelados y picados, junto al pimiento verde y el rojo, ya limpios y cortados en trozos generosos. 
 
Le damos unas vueltas e incorporamos las zanahorias peladas y cortadas  en bastones, junto al calabacín bien lavado y cortado del mismo modo. Salpimentamos, le ponemos el orégano, mezclamos y dejamos pochar tapado unos 10 ó 15 minutos a fuego bajo, removiendo de vez en cuando. 
 
Una vez el calabacín esté transparente y la zanahoria no cruja al pincharla, apartamos y ponemos a escurrir en un colador fino, sobre un cuenco, apretando ligeramente con una espátula. Reservamos el relleno y el jugo por separado.
 
 

De la masa:

En el bol de la amasadora, ponemos el agua tibia, el jugo reservado del relleno, la levadura desmenuzada, el pimentón dulce, el aceite de oliva, la harina tamizada y la sal. Amasamos durante 5 minutos a velocidad 1; seguidamente, subimos a velocidad 2 ó 3, según nuestra amasadora, y dejamos 3 minutos más. 
 
Entonces, sacamos la masa, que será muy manejable y de un bonito color anaranjado, y formamos una bola. La ponemos en un cuenco previamente engrasado ligeramente y dejamos reposar tapada, hasta que doble el volumen, aproximadamente una hora.
 
 
Pasado ese tiempo, la volcamos en una superficie ligeramente engrasada, dividimos en dos partes y estiramos una de ellas. La ponemos en un molde rectangular o a nuestro gusto y la dejamos levar en el horno apagado hasta que doble el volumen.
 
Sacamos y le repartimos por encima el relleno reservado, sin llegar a los bordes. Cortamos los tomates previamente lavados en rodajas gruesecitas y los distribuimos por encima.
 
Sazonamos con orégano al gusto, una pizca de sal y de pimienta molida, repartimos las hojas de hierbabuena o albahaca y cubrimos con el resto de la masa.
 
 
Cerramos bien los bordes sellándolos y pintamos con margarina fundida (o con huevo batido). Hacemos unos agujeros en el centro y dejamos levar otros 30 minutos.
 
Mientras tanto, precalentamos el horno a 250º. Pasado el tiempo de este último levado, metemos nuestra empanada al horno, bajamos la temperatura a 220º y dejamos cocer hasta que esté doradita. 
 
Finalmente, apagamos el horno y la dejamos reposar 5 minutos con la puerta entre abierta. Pasado ese tiempo, la sacamos ¡¡y ya la tenemos lista para disfrutar!!
 
 
¡¡Espero que os guste!!
Bon profit, ¡buen provecho!
 
Empanada vegana casera

Deja un comentario

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: