¡Atención navegantes! Paramos en la costa de Barcelona para comer, ¡dicen que la gastronomía mediterrania es la mejor del mundo! Y Cataluña tiene muy buena fama. Pero… ¿también para los veganos/as?

Veggie -World Barcelona 2018. // Foto: Laia CS

En 2 016 Barcelona se declaró ciudad Veg-Friendly y publicó una guía de restaurantes veganos y vegetarianos. Aunque muchos de lo que se propuso quedó en el aire, la realidad es que ahora hay cada vez más opciones para los que rechazamos los productos animales. Una prueba de ello es la Veggie World, la feria más antigua e importante de Europa en veganismo, que se celebrará por tercer año consecutivo en Barcelona este octubre.

Pero, ¿en qué consiste su gastronomía tradicional?

Pues bien, la gastronomía catalana, como parte de la mediterranea, destaca por sus productos autóctonos. La immensa variedad de ellos y su calidad es lo que la enriquece. 

Encontramos un gran número de ejemplos y muchos de ellos, además, se distinguen con el sello de Denominación de Origen Protegida. Por citar algunos: el arroz del Delta, la avellana de Reus, la pera de Lleida, la judía del ganxet y las alubias de Santa Pau, además de las distintas variedades de aceite de oliva. También destacan, con otro tipo de distinción geográfica, la clementina de las Terres de l’Ebre, la patata de Prades, el calçot de Valls, el pan de payés y la manzana de Girona.

Calçots de Valls
Calçots de Valls. // Foto: wikipedia

Además, como pasa también en todo el Mediterraneo, las estaciones marcan las temporadas de los diferentes productos. Por ejemplo, en primavera, fresas y guisantes; en verano, el maíz y el pepino; en otoño, las setas y las castañas, y, en invierno, el puerro y los calçots.

Cabe destacar la tradición que existe de ir a buscar setas, muy arraigada en la cultura popular. Cuando es temporada, toda Barcelona sale de la ciudad en los findes de semana para ir en su búsqueda. Y, también, todos los pueblos cercanos se esfuerzan en mantener en secreto los lugares dónde saben que se pueden encontrar. 

 

Platos tradicionales:

Con todos estos ingredientes y sus respectivas historias, son muchos los platos típicos de esta tierra, aunque no lo son tantos los que están libres de sufrimiento animal -con tanta tradición rural, la carne se incluye en muchos de ellos-. No obstante, ¡si que existen!

Pa amb tomàquet. // Foto: Google
  1. Pa amb tomàquet. Literalmente «pan con tomate». Más que un plato, es el acompañante de cualquier comida. Normalmente, se usa pa de pagès o pan rustico, aunque se puede hacer con cualquiera. En cualquier comida o merienda informal no puede faltar. Se hace con pan tostado, un poco de ajo al gusto, se friega con tomate y se aliña con aceite de oliva y sal. Los mejores tomates para hacerlo son los de rama o de colgar, que tienen mucho jugo.
  2. All i oliSalsa típica de la gastronomía catalana, común también en Italia y Andalucía y muy popularizada en todo el mundo a día de hoy. Consiste, simplemente, en ajo picado con mortero con aceite de oliva. Ojo, porque, aunque la salsa tradicional contiene sólo estos dos ingredientes, hay varias recetas que usan huevo y conviene preguntar siempre si no lo comemos.

     

    All i oli tradicional.
    All i oli tradicional. // Foto: lesputesreceptesdelaiaia.com
    Olivada.
    Olivada. // Foto: Eva Codina en Recetízate
  3. Olivada. Común también en gran parte de la gastronomía mediterranea, consiste en una pasta para untar hecha de olivas. A veces, se usa también en ensaladas.
  4. Calçots en salsa romescu. Los calçots son una especie de cebolla alargada que se come de una forma muy peculiar. Primero, se asan y se sirven en una teja; se coge uno, se le quita con cuidado la primera capa carbonizada y, a continuación, se unta en salsa romesco. ¡Y para dentro! La temporada de calçots va de octubre a abril, ¡no perdáis la oportunidad de probarlos!

     

     

    Calçots al horno servidos en bandeja. // Foto: Mina SF en Cocina con Mina 
    Samfaina catalana. // Foto: Jimbielard en Joansamfainablog.wordpress
  5. Samfaina. Plato tradicional parecido al pisto o la ratatouille. En este caso, lleva: calabacín, pimiento morrón, cebolla blanca, berenjena, ajo y tomate triturado. Podéis ver la receta en Cocina con Mina.
  6. Escalivada. Más o menos con los mismos ingredientes que la samfaina, pero, esta vez, asados. Se suele servir en una tostada de pan de rústico o en pan de coca, también muy típico. El problema: normalmente, se colocan anchoas, encima de la escalivada en si. ¡Pero siempre se pueden pedir sin ellas!
    Torrada con olivada y escalivada.
    Torrada con olivada y escalivada. // Foto: Google
    Empedrat vegetariano
    Empedrat vegetariano. // Foto: Mina Sf en este post
  7. EmpedratEnsalada de judías blancas. Aunque suele llevar huevo cocido, también se prepara sin productos animales. Es la típica ensalada refrescante, ideal para el verano.
  8. Panellets. Y, por último, un dulce típico de la tierra y de temporada, concretamente de la Castanyada y el Día de Todos los Santos. Se trata de unas bolitas de patata con azúcar y frutos secos. Aunque se suele usar huevo para pintarlos, se puede usar harina de garbanzo con agua, hay quién lo hace así o bien no los pinta ¡En casa los hicimos de esta manera la última vez! 

 

Panellets de calabaza. // Foto: Mina SF en Cocina Con Mina

 

Restaurantes en Barcelona:

Así pues, ¿os animáis a probar algunos de sus platos en restaurantes veganos? De entre los muchos restaurantes vegetarianos y veganos de la ciudad, hemos seleccionado solamente tres, donde degustar la gastronomía local.

  • Teresa Carles. Restaurante vegetariano en el Raval, en funcionamiento desde 1979, con multitud de opciones veganas. La chef que le da nombre tiene una larga experiencia culinaria y sus platos se basan en la cocina saludable. Entre ellos, podemos encontrar varios platos que muestran su arraigo a la cocina catalana, como la escudella, que aquí es vegana y es de calabaza, y la crema de calçots, por poner dos ejemplos. Además, su carta va cambiando cada mes, innovando y dejandonos degustar nuevas creaciones, ¡no os lo podéis perder!
    Restaurant Teresa Carles. // Foto: teresacarles.com
  • Alive. Restaurante 100% vegano de comida mediterranea en Travessera de les Corts. Lo recomiendo completamente, no es de los más económicos, sin ser caro, pero la comida está tremenda. Entre dos personas, se puede hacer una degustación de varios de sus platos, que van cambiando, y, aunque no es todo ello comida tradicional, sino, más bien, creativa, seguro que podemos encontrar cosas típicas como pan de coca con escalivada y varios productos locales y de temporada.
    Pasta al wok con heura, nueva proteína vegetal,  en el restaurante Alive. // Foto: Restaurante Alive
  •  
  • L’hortet. Restaurante vegetariano tradicional, también en el Raval, con más de 20 años de historia. Ofrece opciones veganas suficientes como para recomendarlo, y sus productos son, en la medida de lo posible, de origen orgánico, de proximidad y artesano. Os animamos a probar la olivada y cualquiera de sus ensaladas, entre las que se puede encontrar el empedrat. Seguro que os sentís como en casa.
Restaurant L’hortet. // Foto: Atrápalo Restaurantes

 

¿Qué os parece? Ponemos rumbo a tierras catalanas o no? A mi ya me suena la barriga, así que me voy a hacer un pa amb tomàquet. ¡Estáis más que invitados/as! 

Gastronomía vegana en… Barcelona

Deja un comentario

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: